ASESINATOS IMPUNES DE KOSTEKI Y SANTILLÁN

ASESINATOS IMPUNES DE KOSTEKI Y SANTILLÁN

ASESINATOS DE KOSTEKI Y SANTILLÁN (26 de Junio de 2002). CRÍMENES IMPUNES

Este evento se encuentra estrechamente relacionado con la crisis de diciembre de 2001, que provocó la renuncia del presidente Fernando de la Rúa. Debido a que el vicepresidente Carlos Álvarez había renunciado el 6 de octubre de 2000, la presidencia fue asumida por el presidente de la Cámara de Senadores, Ramón Puerta, quien ―actuando de acuerdo a la ley 20972 de acefalía presidencial― convocó a una asamblea legislativa para elegir un nuevo presidente. Resultó electo Adolfo Rodríguez Saá, quien solo permaneció en el cargo una semana. Rodríguez Saá fue sucedido por Eduardo Camaño y este por Eduardo Duhalde.
El 5 de enero de 2002, el Senado de la Nación aprobó un proyecto de ley que ordenaba la devaluación del peso argentino (por primera vez en diez años) con fines de mejorar la competitividad frente a los productos importados. En un principio, esta medida agudizó la crisis y el peso llegó a perder un 75 % de su valor en 6 meses. Durante ese año, las protestas, cacerolazos y cortes de ruta fueron frecuentes, al igual que los hechos violentos o delictuosos, junto con la represión de parte de la policía. Configurando una situación casi generalizada de anarquía, propiciada por una acusada brecha social.
Según datos oficiales del SIEMPRO (Sistema de Información, Evaluación y Monitoreo de Programas Sociales), un organismo que dependía de la Presidencia de la Nación, en mayo de 2002 el 51,4 % de la población (unas 18.2 millones de personas) se encontraban por debajo de la línea de pobreza y la cantidad de indigentes aumentó en los primeros cinco meses de ese año un 42,5 % (unas 7,8 millones de personas). La línea de pobreza se encontraba en ese mes en ganar menos de 626 pesos mensuales (unos 155 dólares) para una familia de cuatro integrantes, y la de indigencia en menos de 266 pesos (unos 66 dólares). Según el INDEC, en ese período la canasta básica de alimentos aumentó su valor un 35,7 %.En el Gran Buenos Aires, se dio un aumento de 2500 pobres y 1625 indigentes por día, en el período entre mayo de 2000 y mayo de 2002.
También se puede citar la evolución de las organizaciones piqueteras. El germen de los futuros movimientos fueron las protestas a la monopolización de los punteros por la distribución de los planes sociales, que rompieron con el clientelismo político. La segunda etapa la constituyeron las primeras marchas de protesta y la tercera fue la organización definitiva de movimientos estables. Estas etapas se fueron sucediendo entre 1998 y el primer semestre de 2002. En la mayoría de estos movimientos existía la meritocracia basada en el esfuerzo individual dirigido al logro de las metas grupales. Tomando como ejemplo a la Corriente Clasista y Combativa que mantenía una lista con puntajes asignados sobre la base de logros «combativos» o de «organización». Este método estaba destinado a garantizar que sus miembros colaboraran en las marchas y asambleas y favorecían la toma de riesgos, llegado el momento
El suceso

Grafiti en el centro de la ciudad de Rosario, representando a Darío Santillán, agachado junto al cadáver de Maximiliano Kosteki, poco antes de ser ejecutado por la espalda. Grafitirealizado con esténcil, fotografía de 2006.
En este marco, varias organizaciones planearon una movilización masiva para el 26 de junio de 2002, cuyas consignas eran: aumento general del salario, una duplicación de 150 a 300 pesos (50 a 100 dólares estadounidenses, respectivamente) en el monto de los subsidios para los desocupados, más alimentos para los comedores populares y solidaridad con la fábrica ceramista Zanón, ante el peligro de ser desalojada. Cuando la columna de manifestantes llegó al puente Avellaneda, ya se encontraba en el lugar un fuerte operativo de las fuerzas de Seguridad impidiendo el acceso a los principales puentes de ingreso a la ciudad de Buenos Aires, logrando así su aislamiento geográfico por su frontera sur. Así y todo, los manifestantes fueron desalojados del lugar violentamente por efectivos de la Policía Federal, la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Gendarmería Nacional y Prefectura Naval Argentina.
El MTD (Movimiento de Trabajadores Desocupados) no logró cortar el Puente Pueyrredón siendo desalojados previamente por la policía provincial. Entre ellos se encontraban dos jóvenes activistas:
• Maximiliano Kosteki (22 años, de la ciudad de Guernica) y
• Darío Santillán (21 años, de la ciudad de Lanús). 
Ambos estaban agrupados en la Coordinadora de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón. Este desalojo dejó un saldo de 33 heridos.
Santillán fue baleado en la Estación Avellaneda en el arco de Carrefour, a cuadra y media de la estación. Una cámara del noticiero de Canal 7 filmó el momento en que dos efectivos de la policía provincial dispararon sobre los manifestantes, que en ese momento se encontraban separados del resto. También existen varias fotos del fotógrafo independiente Sergio Kowalewsky26 y del fotógrafo del diario Clarín, Pepe Mateos.27 Esas evidencias resultaron clave en el curso de la investigación. 
Biografías de MaximilianoKosteki y Darío Santillán
Maximiliano Kosteki nació el 3 de julio de 1979 en Lomas de Zamora. Tenía tres hermanas, Mara, Julieta y Vanina.16 Estudió en la escuela con orientación artística Museo Sempere (en Burzaco), donde aprendió dibujo, pintura, escultura, cerámica, grabado, fileteado Participó de un taller literario en Lomas de Zamora e hizo un curso de escultura en la Casa de Cultura de Glew. Hacía malabares y capoeira, tocaba muy bien el bajo eléctrico y la armónica, pero lo que más le gustaba hacer era dibujar, pintar y escribir.
Darío Santillán[editar]
Darío Santillán nació el 18 de enero20 de 1981 en el barrio Don Orione (en la ciudad de Cláypole). Su padre se llama Alberto Santillán. A los 15 años aprendió primeros auxilios, y en marzo de 199830 (a los 16 años) empezó a militar en su escuela secundaria: tuvo su primera actividad política en una agrupación de estudiantes secundarios de la zona de Quilmes y de Solano (donde estaba cursando la escuela secundaria). En el año 2000 su pequeña organización confluyó con otras para fundar el Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD) de Almirante Brown, que luego se integró a la Coordinadora de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón, en homenaje al trabajador salteño asesinado durante un piquete en noviembre del año 2000. Pasó los últimos dos años y medio de su vida dedicándose a organizar a los desocupados del barrio Don Orione, en Cláypole, donde vivía.31
Ayudó a construir casas como albañil, y colaboró en la organización de las bibliotecas populares en cada barrio.22 Trabajó todo el año 2000 con los Movimientos de Desocupados, primero en Claypole y después, en el año 2002, se mudó a la ciudad de Lanús, donde militó en el MTD de esa ciudad.31 Siguió formando parte de la coordinadora Aníbal Verón, en la cual confluían distintos movimientos de la zona sur del Gran Buenos Aires. 
En junio de 2002 participó en la toma del puente Pueyrredón. En el MTD de Guernica, en tanto, militaba desde hacía dos meses Maximiliano Kosteki, de casi 23 años, que planeaba estudiar Bellas Artes en la Universidad de La Plata.
Cerca de la casa de Darío Santillán ―en la manzana 2, avenida Monteverde y Eva Perón, en el barrio Don Orione― los vecinos pintaron un «Mural de Darío y Maxi».