La EPE realiza normalmente las tareas de lectura de consumos de energía

La EPE realiza normalmente las tareas de lectura de consumos de energía

La Empresa Provincial de la Energía informa que, en el marco del plan de acción de cuarentena, continúa realizando las tareas de toma de lectura de medidores por consumo de electricidad. Cabe consignar que las facturas con vencimiento en el mes de mayo, son consumos efectuados en parte del mes de febrero, marzo, y en parte del mes de abril.

 

La aclaración corresponde en función a contenidos que se advierten en algunos medios, que dan por cierto generalizando que las empresas de servicios públicos del país estiman los consumos.

 

La EPE tiene en su sistema comercial 1.375.000 usuarios, organizados en 99 planes de facturación en la provincia y esta situación es mínima y se basa en muchas ocasiones en la imposibilidad de acceder físicamente por parte del personal a galerías comerciales, edificios u otras instalaciones, que impiden la normal tarea de verificación de los equipos de medición. Además, se da plenamente en el marco de la reglamentación vigente desde hace mucho tiempo.

 

En particular y de acuerdo a lo que indica la Ley de Defensa al Consumidor en su artículo 31, cuando una empresa de servicio público domiciliario, con variaciones regulares estacionales, facture en un período consumos que exceden en un 75% el promedio de los consumos correspondientes al mismo período de los 2 años anteriores, se presume que existe error en la facturación.

 

Para el caso de servicios de consumos no estacionales, se tomará en cuenta el consumo promedio de los últimos 12 meses anteriores a la facturación. En ambos casos, el usuario abonará únicamente el valor de dicho consumo promedio.

 

En los casos en que un prestador de servicios públicos facturase sumas o conceptos indebidos o reclamare el pago de facturas ya abonadas, el usuario podrá presentar reclamo, abonando únicamente los conceptos no reclamados.

 

Cabe consignar que en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio y de las excepciones establecidas por el DNU N° 297/2020, sólo se dispuso la movilización de los recursos humanos que se requieran para la continuidad de la prestación esencial del servicio público de distribución de energía eléctrica en los aspectos técnicos y operativos de sus respectivas redes.

 

Sólo durante los primeros días de la cuarentena, en su fase más restrictiva, se suspendió el proceso de lectura de los equipos de medición y registro. Las tareas se normalizaron rápidamente a partir de los primeros días del mes de abril.